Terapia familiar2021-09-03T07:48:47+00:00

Terapia familiar en Zaragoza

Pide cita

Terapia familiar en Zaragoza
Una terapia ante problemas de relaciones entre familiares

La terapia familiar es un espacio de trabajo para las relaciones familiares. Una ayuda para resolver situaciones conflictivas en la familia que afectan en el día a día.

Todas las familias en algún momento de su vida experimentan crisis, problemas más o menos graves. Cuando sientes que pierdes el control de las situaciones es el momento de acudir a terapia.

En muchas familias existen diferentes conflictos que pueden ser causa de problemas psicológicos en las personas que forman parte de ella.

Con la terapia familiar que se lleva a cabo en la Consulta de Psicología de Rafael Salas en Zaragoza y con trabajo psicológico se pondrán en marcha cambios concretos en el comportamiento entre todos los miembros del núcleo familiar. Mediante diálogo y escucha se lograrán favorecer las relaciones solucionando conflictos.

terapia familiar en zaragoza

Terapia familiar en Zaragoza. Una terapia indicada para resolver conflictos en la familia

Mediante terapia familiar se persigue dar salida a todos estos problemas. Gracias a este tipo de terapia familiar todos los puntos de vista de los miembros que la componen son escuchados y tenidos en cuenta para solucionar el problema que en ese momento inunda a la familia. Además, la terapia familiar proporciona recursos y estrategias para lograr solventar este tipo de dificultades.

A lo largo de las sesiones de terapia de familia se hará hincapié en la comunicación; ya que muchas veces algunos conflictos surgen de una mala comunicación o de una interpretación errónea de lo que se pretendía comunicar.

Decidir venir a terapia a tiempo es fundamental para que la convivencia familiar y la relación entre los miembros no se deteriore más. Rafael Salas como profesional en terapia familiar ayudará a mejorar las relaciones, sentimientos, pensamientos y conductas entre todos los miembros de la familia.

Cómo afrontar y solucionar los conflictos existentes en la familia con terapia familiar

Hay situaciones en la vida que llegan a afectar a todo el núcleo familiar y a la convivencia diaria. Existen múltiples momentos de crisis provocados por elementos externos o internos que ponen al límite a los miembros de la familia y que necesitan ser resueltos, pero que sin la ayuda de un profesional no se pueden llegar a solventar. En esos momentos, la terapia familiar promueve nuevas formas de actuación que harán que la comunicación y los lazos familiares se fortalezcan y entre todos se consiga solucionar esos conflictos.

La terapia familiar consta de varias etapas. En la primera de ellas, se expone el problema al terapeuta, quien evaluará con detenimiento el motivo de consulta para, posteriormente, idear el tipo de intervención que sea más eficaz para dar solución a lo que plantean los miembros de la familia. Además, se podrá contar con el apoyo de pruebas psicométricas y tests que ayudarán a establecer un diagnóstico de la situación más preciso.

Entre los motivos de consulta más frecuente encontramos todo tipo de situaciones conflictivas: malas relaciones de pareja que afectan a los hijos; problemas con la educación de los hijos; adolescentes conflictivos; enfermedades graves o crónicas que afectan a alguno de los miembros de la familia; pérdidas y procesos de duelo; divorcios; adicciones; malas relaciones entre hermanos; etc.

Mediante la terapia familiar y con la participación de todos los miembros implicados se pueden llegar a solucionar estas problemáticas. Eso sí, es importante que haya implicación y exista cierta conciencia del problema que se desea cambiar. En caso de no ser así, son aspectos que serán trabajados al inicio de la psicoterapia.

Con la terapia familiar se logrará mejorar la convivencia y las relaciones entre todos los miembros, ya que se llegarán a acuerdos para que todos sean escuchados, comprendidos y así llegar a que surjan los cambios de comportamiento deseados. El objetivo final de cualquier terapia familiar es crear lazos fuertes y duraderos que puedan hacer frente y solventar con éxito cualquier dificultad futura.

Respecto al número de sesiones, dependerá de la gravedad o intensidad del conflicto. En terapia por lo general se reúnen a todos los miembros de la familia, pero puede darse el caso de que en algunas sesiones sueltas se cite a uno o varios miembros de la familia de manera independiente. La finalidad es tener más información y conocer con detalle el punto de vista de algún miembro en concreto. Esto es más habitual al principio, durante las primeras consultas.

Otro de las valoraciones que también se realizan en terapia de familia es ver qué capacidad tienen sus componentes de resolver conflictos y qué soluciones han adoptado hasta el momento. Además, se valora qué tipo de rol tiene cada uno de los miembros y qué conflicto lleva consigo. Todo ello es importante para conocer cómo interactúan los unos con los otros.

La terapia familiar no lleva milagrosamente a resolver los conflictos, pero sí que hace que, con el transcurso de la terapia, la familia esté más unida para resolver ese o esos problemas, a escucharse y a entenderse y respetarse. Además, mediante pautas y diversas estrategias se consigue que aprenda por sí misma a resolver cualquier problemática que se le presente en el futuro.

Terapia familiar en Zaragoza. Problemas que se pueden abordar

Son muchos los temas que surgen dentro de una familia: separaciones, divorcios, problemas con los hijos/as, situaciones económicas complicadas, consumo de drogas de alguno de los miembros, enfermedades, una pérdida familiar, relaciones entre hermanos conflictivas, … Todas estas circunstancias muchas veces enturbian el clima familiar, haciendo que muchas ocasiones sea incómodo e incluso angustiante el estar en casa cuando sucede alguna de ellas.

Con muchos años de experiencia en el campo de la terapia familiar en Zaragoza, Rafael Salas ayuda a las familias a encontrar la solución ante problemas que afectan a cualquiera de los miembros. En la consulta se tratan todo tipo de escenarios como familias monoparentales, adoptivas, en acogida, adolescentes cuya convivencia en la familia es complicada, etc.

Se lograrán cambios, mejorará la comunicación, se llegarán a acuerdos y sobre todo mejorará la convivencia entre los miembros de la familia.

Terapia familiar en Zaragoza. Preguntas frecuentes que se abordan en la Consulta de Psicología: 

La terapia familiar está indicada cuando en la familia aparecen diversos conflictos como:

Falta de comunicación entre los padres e hijos.

Roles de familia poco claros y confundidos.

Problemas a nivel individual de un miembro que afectan a toda la familia.

Rebeldía adolescente.

Problemas en el entorno escolar.

Procesos de adopción o acogida.

Experiencias traumáticas como puede ser la pérdida de un miembro de la familia.

Problemas alimenticios.

Consumo de alcohol y drogas.

Enfermedades de un miembro de la familia.

En la Consulta de Psicología de Rafael Salas se trabaja cualquier aspecto que pueda influir negativamente en la convivencia familiar.

En terapia familiar trabajaremos la comunicación, la relaciones entre padre e hijos y entre hermanos, la aceptación de normas y disciplina.

Todo ello para recuperar un núcleo familiar sano bajo el respeto, el amor y la comunicación.

Para que los problemas en el núcleo familiar puedan resolverse se necesita la colaboración de todos sus miembros. Sin el trabajo de todos no se podrá llegar a un consenso y entendimiento entre todos.

Mejoraréis vuestra comunicación.

Aprenderéis a hacer frente y solucionar los conflictos cotidianos del día a día.

Os conoceréis más, ahondando en vuestros sentimientos, gustos, inquietudes y necesidades.

Confiaréis más los unos en los otros y os apoyaréis ante cualquier problema que se pueda presentar en la familia o en algún miembro.

Sabréis establecer límites entre vosotros y a respetaros.

Terapia familiar en Zaragoza

Contacta con Rafael Salas psicólogo en Zaragoza y pide cita previa.
Dispuesto a escucharte y ayudarte.

Responsable: RAFAEL SALAS MURIEL
Finalidad: El tratamiento se realiza para la gestión de su solicitud y/o consulta a través de este sitio web. La base legitimadora es su consentimiento al rellenar y enviar el formulario y marcar la casilla de aceptación de la política de privacidad
Destinatarios de cesiones: No se cederán datos a terceros, salvo las excepciones legalmente previstas.
Destinatario de transferencia internacional: No se realizan transferencias internacionales.
Derechos de los interesados: A retirar su consentimiento en cualquier momento a oponerse al tratamiento, a acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional
Para más información consulte nuestra política de privacidad

Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web.

[recaptcha]