7 Claves para definir el Trastorno Límite de Personalidad

7 Claves para definir el Trastorno Límite de Personalidad

El trastorno límite de personalidad, conocido por sus siglas como TLP, es una dolencia de tipo mental que provoca una alteración del sistema de regulación emocional. Una enfermedad mental grave de carácter crónico que necesita de un control por parte de especialistas en la salud mental.

Pasa por ser el más común de los trastornos de personalidad y se caracteriza por la impulsividad y la inestabilidad, tanto a nivel anímico como en lo relacionado a la conducta y a relaciones interpersonales.

Se trata, por tanto, de una afección que repercute directamente en la vida diaria de quien la padece, ya que dificulta tanto la realización de tareas aparentemente cotidianas como la adecuada interacción del individuo con su círculo social.

En este artículo, voy a tratar de aportar una serie de claves para reconocer este trastorno y saber distinguirlo de otras afecciones mentales.

Si necesitas ayuda psicológica para paliar esta patología, estoy especializado en tratamiento de trastornos de personalidad, ¡consúltame!

Síntomas y señales del trastorno límite de personalidad

La causa del Trastorno Límite de la Personalidad (TLP) es multifactorial. Afectan tanto factores familiares como vivencias traumáticas acontecidas en la infancia y la adolescencia. Los síntomas para identificar el TLP son también variables, pero existen unos indicadores que suelen ser comunes a todas las personas que padecen este trastorno mental.
Siempre se ha de tener en cuenta que para realizar dicho diagnóstico es importante apoyarse en pruebas psicométricas y tests, además de las observaciones clínicas durante las primeras entrevistas.  Los principales síntomas del TLP son los siguientes.

Alteración de identidad

Las personas con trastorno límite de la personalidad suelen mostrar alteraciones más o menos significativas de su identidad. Pueden ir desde cambios bruscos en su autoimagen, así como en sus opiniones, ideas u objetivos vitales.

Incluso en casos críticos, pueden sufrir síntomas disociativos e ideas paranoides. Los factores estresores, tales como el fallecimiento de una persona cercana o la sensación de abandono, pueden funcionar como desencadenantes.

Relaciones interpersonales inestables

La existencia de relaciones interpersonales, caracterizadas por una intensidad y una inestabilidad extremas, es otro de los rasgos diferenciadores del trastorno límite de personalidad.

Los pensamientos divisivos pueden llevar a un paciente de TLP a pasar de la idealización de una persona a su desprecio inmediato ante cualquier contratiempo que sirva de desencadenante, lo que dificulta su pertenencia a un grupo social y agudiza aún más sus problemas de identidad.

Esfuerzo para evitar abandono

El miedo al abandono puede condicionar en gran medida las relaciones sociales de un paciente de TLP, generando una fuerte dependencia y motivando comportamientos contrarios a sus propios principios e ideales, con el único fin de protegerse frente a ese posible abandono o prevenirlo, incluso cuando dicho abandono dista de ser una posibilidad real.

Esto hace que las personas con trastorno límite de la personalidad tengan, por lo general, una baja autoestima que les impide valorar correctamente sus propias capacidades.

Impulsividad en actividades dañinas

En ocasiones, la simple búsqueda de alivio puede llevar a las personas con trastorno límite de la personalidad a presentar comportamientos impulsivos que pueden ser dañinos para ellos.

Un gasto de dinero excesivo y descontrolado, la ingesta excesiva de alimentos o alcohol, el abuso de sustancias estupefacientes o incluso el comportamiento imprudente al volante son algunos ejemplos de dichos comportamientos impulsivos.

Sentimiento de vacío

El sentimiento de vacío es un síntoma íntimamente ligado a la alteración de la identidad y suele manifestarse en forma de apatía, depresión, falta de motivación y, a nivel físico, presión en el pecho.

Determinadas carencias emocionales o episodios concretos, como una separación o el tener que enfrentarse a cambios vitales críticos pueden desencadenar este sentimiento de vacío, si bien puede existir cierta predisposición en determinadas personas.

Comportamientos de automutilación o tendencia suicida

Los comportamientos autolesivos y las tendencias suicidas son dos de los síntomas más comunes del trastorno límite de personalidad y se calcula que el 80% de los afectados por TLP pueden presentarlos en algún momento.

La inestabilidad emocional y el miedo al abandono característico de los pacientes de TLP pueden agravar y precipitar este tipo de comportamientos.

Inestabilidad emocional

Al igual que sucede con los comportamientos impulsivos, las personas con TLP se caracterizan por sus bruscos cambios de humor y de forma de pensar, pudiendo experimentar sensaciones totalmente contradictorias.

Así, no es de extrañar que pasen de la alegría al llanto, la depresión o el puro enfado en el espacio de unas pocas horas, en un proceso que puede prolongarse durante varios días.

Como puedes ver, los síntomas claves que determinan si una persona padece del trastorno límite de la personalidad parecen bastante claros. Eso sí, como es lógico, un especialista tendrá que realizar el diagnóstico pertinente y, sobre todo, tomar la decisión del tratamiento a seguir.

2021-09-27T06:44:19+00:00