Acrofobia: síntomas y causas del Miedo a las Alturas

Acrofobia: síntomas y causas del Miedo a las Alturas

El miedo a las alturas es muy habitual en nuestra sociedad. Seguro que conoces a alguien que ha tenido vértigo al estar en una zona elevada, ¡o puede que seas tú mismo!

Ya sabéis a qué sensaciones nos referimos.  Hablamos de la incapacidad para asomarse por un balcón o por una ventana o de estar en una superficie a una elevada altura, siempre y cuando veamos el suelo. Esta patología tiene su nombre, como es lógico, y se denomina acrofobia.

En este artículo, os voy a hablar sobre la acrofobia, sus causas y algunas técnicas que nos pueden ayudar a superarla.

¿Qué es la Acrofobia?

La acrofobia se define como el miedo irracional a las alturas o a caerse de. El significado de este término proviene del griego “akra”, que significa altura, y “fobia”, que significa miedo.

Ante una altura considerable es muy común sentir cierta intranquilidad. No en vano, es un miedo natural y que es un riesgo que estamos percibiendo. En este sentido, se dispara el “espíritu de supervivencia”.

Eso sí, en algunas personas podríamos  estar hablando de un miedo exagerado y que puede interferir en la vida cotidiana, como subirse a un taburete y tener sensación de inseguridad o asomarse por una ventana de un segundo piso. Este miedo puede suponer problemas a nivel psicológico, así como fisiológico.

Síntomas de la Acrofobia

¿Y cuáles son los síntomas de la acrofobia? Pues bien, se pueden encontrar numerosos síntomas relacionados con esta patología. Por un lado, hay una serie de síntomas fisiológicos que se relacionan con cualquier fobia, en este caso, relacionados con las alturas. Síntomas de como el mareo, los nervios, la tensión, las taquicardias o el sudor excesivo.

De la misma forma, se pueden encontrar síntomas emocionales, cognitivos y conductuales. Una persona que padece acrofobia puede tener pensamientos repetitivos e irracionales sobre una caída desde una altura o incluso a morir.

El pánico y la ansiedad son también síntomas, mientras que algunas de las conductas se relacionan con evitar actividades que puedan provocar esta sensación de pánico o ansiedad, como asomarse a un balcón o caminar por un puente.

Causas de la Acrofobia

El miedo a las alturas puede provenir de numerosas causas. La más lógica es se vincula con el sentido de la supervivencia, un sentimiento comprensible. Cuando una persona padece acrofobia, posiblemente tenga este sentido más desarrollado que lo habitual.

En otros casos, puede que la persona tenga un pensamiento obsesivo hacia situaciones de peligro potencial, no solo a las alturas o desniveles.

Otra de las causas que se pueden barajar es que la persona haya sufrido, en el pasado, una situación traumática vinculada con una posible caída o situación de riesgo relacionada con las alturas.

Por último, no hay que olvidarse de que puede haber causas fisiológicas. Por un lado, la fobia a las alturas puede deberse a una falta de equilibrio. Dicha falta se puede deber a un cuadro clínico de vértigo, ya sea por una disfunción del oído o por un problema cervical, el cual provoca mareos o desmayos.

El sentido del equilibrio también se puede ver alterado por deficiencias en la vista, más concretamente en la deficiencia de la visión periférica.

Tratamiento del Miedo a las Alturas

Si hablamos de un cuadro grave, el cual impide llevar una vida con normalidad, te aconsejo que vayas a terapia. En este caso, la terapia que mejor encaja es la cognitiva-conductual o incluso la de orientación psicodinámica.

A través de ella, lo primero que se busca es realizar un diagnóstico certero de las razones que se esconden tras ese miedo a las alturas y a poder controlar sus emociones. Al mismo tiempo, desde el punto de vista conductual, se buscará que el paciente se exponga a ese miedo, de forma progresiva.

Si estás buscando una terapia individual con el que tratar la acrofobia u otros problemas, ¡no dudes en consultarme!

De la misma forma, realizar terapias para paliar la ansiedad también te será de ayuda. En este tipo de terapias, puedes aprender una serie de técnicas de relajación para poder mantenerte en calma ante una situación relacionada con el miedo a las alturas.

En resumen, la acrofobia tiene su origen en multitud de factores, por lo que si padeces un miedo irrefrenable a las alturas, lo mejor es abordarlo con un especialista que estudie detenidamente tu caso y te propongo cómo poder mejorar.

2021-10-29T06:20:53+00:00